Ir al contenido principal

Manda tu pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Amante de un casado

"ESTOY LIADA CON UN HOMBRE CASADO". Así de clara y rotunda se presenta nuestra amiga Anika. ¿Qué quieres que te diga, nena? Qué eres muy puta, no sé que más decirte, pero me encanta. 
Te voy a ser lo más claro posible. Tú no debes sentirte culpable, porque el problema no lo tienes tú, sino él. Ahora, si el susodicho te promete el sol, la luna, que dejará a su mujer y te dice eso de que no está bien con su pareja, que ella es una bruja, que sólo aguanta por los niños, que realmente te quiere a ti...etc... no te lo creas. Son cosas que dice para endulzar tu oído para asegurarse un polvo cada vez que quiera. Eso no te hace puta, tú tranquila. Puta es la que cobra y si no recibes nada a cambio, no lo eres. Simplemente eres una chica que se lo pasa bien.

Si es simplemente sexo, genial. El peligro está cuando hay sentimientos por tu parte. Si es así, sal corriendo y huye de la situación porque si no lo haces, te tocará sufrir. Ya lo decía ABBA en "The winner takes it all" y las amantes no suelen ser las que ganan... casi nunca. Llegará un día que se le pase el calentón y vuelva a los brazos de su mujer. Y seamos sinceros, si es capaz de hacerle eso a su mujer con la que ha compartido más que contigo, ¿te crees que no te lo hará a ti? ¡Ay, alma de cántaro! Seamos sinceros, los amantes buscan satisfacer sus necesidades y no buscan sustituir a la esposa cornuda.
Es muy difícil tener y ser un amante, pero el riesgo puede al miedo. A ti, como mujer, puede delatarte tu sonrisa vertical y a él, como hombre, su pocas ganas y sus regalos. Si tu marido o novio empieza a regalarte cosas porque sí, vete comprando un afilador de cuernos.
Ten claro lo que quieres y dónde te metes. Tienes que pensar egoístamente y pensar sólo en ti. Olvídate de él y de ella, que eso no va contigo, y céntrate en pasarlo bien sin sufrir.
La situación siempre es morbosa, prohibida e incorrecta para muchos, para mí no, pero no deja de ser irresistible. A mí me encanta enrollarme con casados, me da morbo. Pero no dejo de decir que me da pena las engañadas... pero ese no es mi problema. La vida es muy corta y lo que no comiste, bebiste o jodiste, te lo perdiste.

Comentarios